Día 46, el otro Everest

Estas últimas jornadas han estado plagadas de regalos y dulces. He de aclarar que yo únicamente probé un poco de cada tarta, sin excederme. ¡Pero no probarlas era un crimen! ¿No creéis?

Todavía hoy me ha llegado una última preciosa sorpresa por parte de mis dos ratoncillas, María y Lucía. Una reproducción de “Mi subida al Everest” hecha de fofucha, con todo lujo de detalles: palos, mochila, gorrito, chaqueta con cremallera, cuerdas… ¡Muchas gracias a las pequeñajas y a la mami!

maqueta

Ahora toca volver a la realidad: continuar con la recuperación y las visitas hospitalarias. Estamos un poco mosqueados con los desbarajustes varios que nos están sucediendo. Han resultado ser un nuevo Everest que también hay que escalar.

Donde mucha gente ve “un gran hospital”, nosotros sólo vemos descontrol y mala atención. Constantemente tenemos que estar alerta de todo lo que al tratamiento concierne, tanto a la medicación que se me administra como a los controles que me han de realizar. El servicio de hematología es algo caótico. El personal de planta no está en contacto con los de consultas externas y mucho menos con el hospital de día. Por ejemplo, si un médico te manda a limpiar el catéter a una de estas áreas, allí te ponen mala cara y te preguntan por qué no te lo hacen en la otra, y viceversa.

La última ha sido hoy. He llamado a la consulta de mi médico para preguntar por qué en esta ocasión no me habían prescrito una medicación para recuperarme de los efectos de la quimio. Se trata de unas inyecciones para aumentar la producción de glóbulos blancos en mi sangre, que en anteriores ocasiones siempre me habían recetado. Al darme el alta, me dijeron que ya me llamarían para arreglar todo esto. Pero como me ha extrañado que a estas alturas todavía no me hubieran dicho nada del tema, he decidido llamar yo. Lo normal (creo) es comenzar a pincharme a partir del 4-5 día después de la sesión de quimioterapia.

La respuesta de la enfermera ha sido que eso no lo pueden saber si no me hacen una analítica y me ha llegado a increpar por no haber llamado el viernes para preguntarlo.
¿Desde cuándo un paciente tiene que llamar para solicitar que le hagan pruebas? ¿Es que con el tratamiento también va incluida la carrera de medicina?

La cuestión es que me han prometido llamarme al final de la mañana para decirme qué hacer. Y esa llamada no se ha producido.
Como ésta podría contar mil más. El caso es que es un lastre que te meten en la mochila, cuando debería ser todo lo contrario. Podemos con esto y todo lo que nos echen, pero hay cosas que no deberían ser así.

También es cierto que durante este tratamiento nos hemos encontrado con excelentes profesionales, enfermeras, auxiliares y médicos. Pero la sensación general es de un descontrol total entre áreas.

En fin, vamos a descansar y a prepararnos para la expedición de mañana al hospital, que parece que será dura.
Esta noche nos visitan a casa los zombies de ‘The Walking Dead’. Estos también son caminantes, ¡pero mejor que no se unan a la #MareaMorada!

* Si te gusta mi blog, todavía estás a tiempo de votarlo en el concurso 20Blogs. En caso de ganar, se donará a la investigación contra el cáncer. Es muy fácil, sigue aquí las instrucciones.(¡gracias!): Vota Mi Subida al Everest

Anuncios

31 Comentarios

  1. Hay que ver que descontrol más grande como se explica que sea el paciente el que tenga que recordar los tratamientos que se le han de suministrar. Se merecen una reclamación por todo lo alto. Esto es el efecto de los recortes, menos personal y a pagarlo los pacientes.
    Vaya regalito más cuco de las peques María y Lucía, como se nota lo mucho que queréis a Ana Belén, sois preciosas.

    Me gusta

  2. Manda huevos con el hospital!! Lo único q reparten son las culpas no? 😞 q triste, deberían d haceros la vida más fácil y se dedican a poner trabas, en fin pilarin, ánimo.
    Me ha encantado la muñeca, pero los montes negros de al lado creo q estarán mejores.
    Besetes y bona nit chicos, armarse d valor.😘

    Me gusta

  3. Con calma Ana Belén pero sin pausa y controlando.
    A Julen también le han hecho algunas trastadas. Hay que estar al ‘loro’ de todo.
    Comprendo que no puedan meterse en la piel de los pacientes o familiares, porque eso acabaría con ell@s, pero si deben hacer bien su trabajo y no caer en una rutina e indiferenciaen hacia ellos.
    Los pacientes no tienen culpa de sus condiciones laborales. Much@s quisieran un empleo como el suyo.
    Pueden sentirse unos privilegiados pero por lo menos un poco de, ya no digo cariño hacia l@s pacientes, pero si atención.
    En fin, sintiéndolo, muchas veces hay que ponerse seri@s con ell@s.
    Espero que estés bien y que sigas mejorando rápida y progresivamente.
    Besos y abrazos para ti y para tu sherpa
    Ahhhhhhhhhh y nunca dejes de escuchar música, por lo menos a mi me motiva muchísimo para todo.

    Me gusta

  4. La verdad es que es una pena que tengais que estar tan pendientes de todo y no poder confiar más, creo que en tratamientos de este tipo deberias poder dedicarte sólo a pensar en ponerte buena con fuerza y energia y no a si te han llamado para decirte algo referente a la medicación. Se que son muchos pacientes pero son ellos los profesionales ¿o no?.
    Bueno ya he visto el super capítulo de hoy de TWD, brutaaal!!!
    Buenas noches, un beso.

    Me gusta

  5. Desde luego, como no se,te ha ocurrido hacerte una analitica, ver los,resultados y cotejar si era o no necesario el pinchazo de las defensas…es q como eres!!!!! Jajaja reírse por no llorar pq efectivamente con Julen tb hay q estar encima de todo…paciencia y ánimo guapa!!!!! Q mona la fifucha, me encanta!!!

    Me gusta

  6. Es algo increible. Con la cantidad de impuestos que pagamos nos deberian llevar entre algodones. Te tratan como si te regalaran las cosas, cuando eso es lo minimo que sucede ya que yo pago una minima parte en un seguro privado, y en el caso de Salva les faltaban manos para hacerle pruebas y todo lo que necesitase…. me indigna y mucho!!!!

    Me gusta

  7. Vamos a cambiar la frase de…. “deja sitio para el postre” por…..”deja sitio para la fuerza, para la protesta y el pataleo” , es que da muuucha pero que mucha rabia, espero que hoy des con la “tecla” adecuada y te den solución y tranquilidad que buena falta te hace.
    Jo! que muñeca más chula, no? que envidia de la gente que sabe hacer tantas cosas con tanta imaginación. Yo soy tan torpe!! :(, por eso solo te puedo ofrecer un mega abrazote con besote incluido!!!

    Me gusta

  8. Que mal que me parece!!! Como no tenemos bastante ya pues más preocupaciones. Oye, que yo siento mucho los recortes en su profesión pero que culpa tenemos nosotros?? Que salgan a la calle a manifestarse pero a las personas que les necesitan que las atiendan como deben hacerlo. En fin, por otro lado la fofucha es preciosa y te doy la razón en que había que probarlo todo (dicen que en los cumples ni engordan ni son malas ni na de na)
    Besotes!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s