Día 80, Notas de una expedición no realizada al Himalaya

Hoy charlando con Ignacio durante una comida de amigos, nos ha comentado que en un libro que está leyendo había encontrado un poema que le había hecho pensar en nosotros. Un libro de poemas de la escritora polaca Wisława Szymborska, Premio Nobel de Literatura en 1996. El poema en cuestión se titula “Notas de una expedición no realizada al Himalaya”:

Así, pues, esto es el Himalaya.
Montañas corriendo hacia la luna.
El instante del despegue detenido
en un cielo resgado.
Un desierto de nubes lleno de agujeros.
Un golpe en la nada.
El eco: un mudo blanco.
Silencio.

Yeti, abajo es miércoles, 
hay abecedario y pan,
dos y dos son cuatro,
y la nieve se funde.
Hay una manzana roja
partida en cuatro.

Yeti, entre nosotros
no sólo existe el crimen.
Yeti, no todas las palabras 
condenan a muerte.

Heredamos la esperanza,
regalo del olvido.
Verás cómo entre ruinas
damos a luz niños.

Yeti, tenemos a Shakespeare.
Yeti, tocamos el violín.
Yeti, al anochecer
prendemos la luz.

Aquí, ni luna ni tierra, 
y se congelan las lágrimas.
¡Oh, Yeti, casi hombre de la luna,
piénsalo y vuelve!

Así dije, a gritos, al Yeti
entre las cuatro paredes de avalanchas,
y para entrar en calor pateaba
en la nieve,
en la eterna.

Realmente el poema me ha hecho pensar que la autora podría ser yo misma, contando mi historia actual.
Mientras me encuentro en el Himalaya, abajo la vida continúa. Suceden cosas cotidianas, ajenas a nosotros, temo que mi sherpa (o yeti) se hunda pensando en todas ellas. Quiero que valore que a pesar de nuestra cruda situación, tenemos cosas bonitas que nos hacen únicos y que podemos ser felices en medio de todo esto.

Ya en casa, leyendo un poco más sobre la autora, hemos descubierto una curiosa coincidencia. Wisława Szymborska nació en un pueblecito polaco pegado a la ciudad de Poznań. En esta ciudad estuvo viviendo el sherpa durante 5 meses, estudiando en la Universidad Adam Mickiewicz, donde la autora fue nombrada Doctor Honorífico en 1995. Este tipo de casualidades que nos suceden desde que empezamos a escribir el blog me sobrecogen.

Cambiando de tercio, hoy termina La Madalena 2014 de Castellón. Durante estos días la gente se reúne en sus collas para celebrar estas fiestas y disfrutarlas junto a sus amigos y familiares. Una de estas collas, encabezada por Clara y Sergio, nos ha querido hacer un pequeño homenaje dedicándonos un concierto del grupo de música infantil “Trobadorets” y nos han enviado estas divertidas fotos. Además, uno de los componentes de este grupo es Gerardo, un alpinista al que le queremos dar las gracias por sus palabras de ánimo en el blog.

trobadorets1

trobadorets2

Prometemos que el año que viene iremos a conocer la fiesta y, como no, a toda esa Marea Morada de sherpas que tanto nos apoya en esta escalada.

Anuncios

29 Comentarios

  1. Claro que sois felices juntos, cualquiera que este a vuestro lado enseguida se percata de ello y no temas que tu sherpa seguirá contigo hasta el final. Todo pasará y volvereis de esa cima con vuestro amor más reforzado si cabe y todos volveremos a disfrutar de esa rutina y las pequeñas cosas que estamos aprendiendo a valorar.
    P.D. Yo creo que tu sherpa es algo más guapo que el Yeti no?

    Me gusta

  2. Ahora me explico que el sherpa sepa hablar tan bien polaco.
    Además una vez me dijo que era un idioma facilísimo y que prefería leer los poemas de Wislawa sin traducirlos para no perder las rimas.
    Una coseta, querido sherpa…….como se dice “gazpachos manchegos” en Polaco?
    Creo que es un plato que hace tiempo que la expedición no come, no?
    Dicen que para rebajarlos, lo mejor es bailar la danza del vientre inmediatamente después de ingerirlos.
    Bona nit queridos!

    Me gusta

  3. Buffff, sólo se me ocurre pronunciarlas poniendo cara de bruto y haciendo mucha fuerza, claro.

    Ah! se me ha olvidado deciros que Wislawa Szymborska tomó café una vez con mi tío Narciso en el bar de Emilio de Villatoya.
    Cuentan que le echó unas goticas de una bebida espirituosa.
    No sé, lo mismo son habladurías…
    Ya sabéis como son en los pueblos.

    Me gusta

  4. No te preocupes, la alpinista y el sherpa tienen una tropa llena de recursos para cuando sea necesario. Nos os dejaremos nunca y menos en los momentos de dificultad. La poesía es muy expresiva y es capaz de poner palabras a tantas emociones que estamos viviendo en esta escalada. Besos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s