Día 103, sherpas en la sombra

Un alud sepultó el pasado viernes a un grupo de sherpas mientras preparaban el ascenso al Everest. Leyendo esta noticia he tenido el impulso de dedicar la entrada de hoy a todos los sherpas que cuidan cada día de sus alpinistas.

alpinistaysherpa

Los sherpas son las figuras en la sombra durante la ascensión a las grandes cimas. En nuestro símil con la escalada son todos los maridos, esposas, padres, madres, hijos y hermanos que sufren cada día al lado de un enfermo, y que en más de una ocasión darían todo lo que tienen por ocupar su lugar.

Son acompañantes indispensables que realizan numerosas funciones. Guías en la montaña que eligen la ruta más conveniente según la ocasión haciendo el ascenso más seguro. Por otra parte, se encargan de la instalación del campamento base, así como de fijar y arreglar las cuerdas. Suelen llevar parte de la carga en sus mochilas, junto con las botellas de oxígeno.

A pesar del gran sacrifico que hacen en cada ascenso, su figura permanece en la sombra, cuando la realidad es que sin ellos coronar la cima sería mucho más complicado.

Yo, desde la posición de alpinista, veo sufrir a mi sherpa que intenta no separarse de mi lado ni un segundo y como sobrelleva cada mañana levantarse e irse a trabajar, cuando seguramente su cabeza no esté para concentrarse en su tarea. A pesar de ello hace el esfuerzo de intentar ser el mejor allá donde va.

Además de llevar el peso de las mochilas de la escalada y acondicionar el campamento base, tiene que soportar mis “ratillos” de mala uva. Siempre comprensivo, intentando no devolverme los dardos envenenados cuando estoy enfadada con el mundo.

Admiro su valentía y su coraje para afrontar el cambio de vida que ha supuesto esta escalada para él, asumiendo que parte de nuestro tiempo lo tenemos que pasar entre las paredes del hospital, analíticas, consultas, pruebas, resultados, etc.

Y lo que más admiro es que en estos 103 días, más los que llevamos acumulados en el pasado, nunca lo he visto bajar la guardia, ni perder la sonrisa, esa sonrisa que a mí me da la vida.

sherpa

Esta foto se la hice a mi sherpa en nuestro primer viaje juntos a la Sierra de Cazorla, en Junio de 2010

Anuncios

24 Comentarios

  1. L@s alpinistas soys los verdaderos héroes. L@s sherpas acompañamos intentando hacer el recorrido más fácil. Yo intento hacer todo lo q puedo y lo mejor en cada momento, porque pienso que puede ser que algún día me puede tocar ser alpinista y estoy complementamente segura que él actuaría igual. Muy bonita la entrada de hoy.Mucho ánimo a los dos ya os queda poquito, hacéis un gran equipo. 😀

    Le gusta a 1 persona

  2. Las penas compartidas pesan la mitad, las alegrías compartidas valen el doble 🙂 Lo que tenéis tu sherpa y tu se llama AMOR con mayúsculas y es una bendición del universo y el motor que mueve (o debería) el mundo. Hoy que se celebra Sant Jordi os dejo con un fragmento de poema que me ha gustado porque refleja vuestra batalla…

    Hoy cuenta una leyenda,
    que un osado soldado
    mató a un dragón
    para salvar a su dama de sus garras.

    La sangre derramada de la bestia
    se convirtió en numerosos rosales,
    de ahí el que cualquier muchacho
    enamorado le regale una rosa a su amada.

    Y ésta un libro a él,
    donde empezar a escribir
    la historia en común
    de los dos amantes…

    Un apachucho enorme a los dos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s