Fin de trayecto: regreso a casa

Esta mañana nos hemos levantado pensando que sería un día más de los tantos que hemos pasado en esta montaña. La rutina comenzaba desde primera hora con los movimientos habituales: analítica, control de temperatura y peso, desayuno, cambio de ropa de cama, etc.

Pero aproximadamente a las 10 de la mañana algo ha cambiado.

Sigue leyendo

Anuncios

Día +11, arriba esas defensas

Hoy hemos amanecido con buenas noticias. La doctora nos ha confirmado lo que ya nos adelantó unos días atrás: la médula ósea ya está trabajando a pleno rendimiento y, por si misma, ha generado plaquetas, hemoglobina, glóbulos blancos, etc. Es decir, que el auto-trasplante ya se ha asentado y mi cuerpo ahora mismo es como el capítulo de las defensas de “Érase una vez el cuerpo humano”.

Sigue leyendo

Día +1, primer día de descenso

El descenso ha comenzado, y con él los días positivos. He arrancado el día pletórica de pensar que ya ha pasado lo peor. No más goteros de quimio y las células madre empezando a hacer su trabajo. Pero como dicen los montañeros expertos, las bajadas también pueden ser complicadas y no hay que confiarse, buscando siempre apoyos seguros y tomando el tiempo que sea necesario.

Sigue leyendo

Día 0, una nueva vida

dia_cero1

El día que el doctor me explicó el largo proceso hasta llegar al autotrasplante de médula lo vi tan lejano y complicado que sólo pensarlo se me hacía una montaña. A medida que íbamos adentrándonos, la montaña iba creciendo hasta sentirme como una alpinista a los pies del Everest.

8.848 metros a nuestras espaldas y acompañados de una multitud de sherpas, hoy 8 de Mayo de 2014, podemos decir que hemos coronado la cima. Un día que supondrá un punto y seguido en mi vida, el denominado “Día cero”. Mi nuevo cumplevidas que me llenará de futuro, esperanza, proyectos y sueños cumplidos.

Sigue leyendo

Día -1

Día -1, último día de quimioterapia.
Mañana coronamos el Everest. Madrugaremos, como de normal, para que me realicen analíticas de sangre y demás historias. Pero lo importante es que no volverán a colgarme bolsas de quimio arriba de mi cabeza. Sólo pensarlo me produce liberación. Aunque soy consciente de que los efectos del tratamiento de esta semana podrían aflorar de cara a la semana que viene.

Sigue leyendo

Día -2

Nunca el cero fue tan ansiado. Un número que normalmente no te dice nada o incluso puede tener connotaciones negativas. Pero en Mi subida al Everest el “Día 0” se ha convertido en nuestro preferido, en la gran meta, en la cima.

Hoy, sinónimo de mi mejoría, he podido retomar mi nueva afición preferida y, por fin, terminar el regalo que tenía previsto para el día de la madre.

photo1

Sigue leyendo